Social Network y Proyectos Educativos

Las redes sociales son sitios de internet que permiten a las personas conectarse con sus amigos e incluso realizar nuevas amistades, de manera virtual, y compartir contenidos, interactuar, crear comunidades sobre intereses similares: trabajo, lecturas, juegos, amistad, relaciones amorosas, entre otros. Herrera  (2007),  considerando  la  tecnología  y  los  procesos  de  socialización  que  pueden  promover; indica que   las  redes  sociales, pueden entenderse como: “aquellas páginas web en las que los  usuarios  establecen  algún  tipo  de  relación  social  en  línea  que  desemboca en la aparición de una estructura social”. Por su parte, Orihuela (2008), define las redes sociales como “servicios basados en la web que permiten a sus usuarios relacionarse, compartir información, coordinar acciones y en general, mantenerse en contacto”.

En las redes sociales en internet se promueve ante todo la posibilidad de interactuar con otras personas, aunque no se conozcan personalmente. El sistema es abierto y dinámico y se va construyendo con lo que cada miembro de la red aporta, es decir, cada nuevo miembro que ingresa aporta lo propio al grupo y lo transforma.

Resultado de imagen para redes sociales

Los jóvenes han incorporado las redes sociales plenamente en sus vidas. Se han convertido en un espacio idóneo para intercambiar información y conocimiento de una forma rápida, sencilla y cómoda. Estas características permiten que puedan ser empleadas en el ámbito educativo, bajo un enfoque de aprendizaje a distancia y colaborativo. Los docentes pueden aprovechar esta situación y la predisposición de los estudiantes a usar redes sociales para incorporarlas a la enseñanza.

Pero antes de decidir usar una red social como medio para favorecer el proceso de enseñanza-aprendizaje, es necesario en primer lugar investigar cuales son las redes sociales que más usan o son comunes dentro del grupo de estudiantes. La escogencia de la red social no depende del uso o experticia que posea el docente sobre ella. Por el contrario, el docente debe realizar el análisis sobre el uso de las mismas en su grupo de estudiantes. Esto tiene una razón de ser, pues se puede aprovechar al máximo las capacidades y cobertura de estas, de modo que estas herramientas que les ayuden a lograr sus objetivos de aprendizaje y a egresar mucho mejor preparados. Mientras más familiarizados estén los estudiantes con una red social, mejor será el aprovechamiento en el ámbito educativo de la misma.

Imagen relacionada

Los  proyectos educativos en los que se pueden aprovechar las herramientas y la interacción de una red social pueden ser diversos y muchos de ellos pueden ser propuestos por los mismos estudiantes. Algunos proyectos que pueden utilizarse son:

  • Análisis de videos (novelas, páginas web, etc.) que tengan un atractivo especial para los estudiantes y consideren una temática que pueda vincularse con los objetivos didácticos.
  • Exposiciones por grupos, donde los estudiantes puedan publicar   su   contenido   desde   diversos   formatos   (pdf, video,  podcast,  )  y  generar  discusiones  importantes  a  partir  de interrogantes clave, propuestas por ellos y por la “audiencia”.
  • Concursos (de  diseños,  posters,  )  en  los  que  se  les  dé  oportunidad  de  participar  como  concursantes,  jurado  o  espectadores  con  posibilidades  de  comentar  sus  preferencias  de  manera  justificada,  en  fin,  que  establezcan  criterios  como  un  consenso de los que se encuentran en la red social sobre las mejores propuestas.
  • Consulta a expertos, aquí los estudiantes pueden organizar junto con el docente jornadas en línea, foros o sesiones de asesorías, para invitar  a  su  red  social,  a  otros  profesores  especializados  en  temas  específicos  de  interés  y  aprovechar  su  intervención  bien  sea  como conferencistas o asesores.
  • Problemario grupal con  el  cual  los  estudiantes  ubican  ejercicios específicos de una materia y proponen interrogantes, piden ayuda, muestran las respuestas, justifican las posibles soluciones, en fin, tratan de ayudarse en resolver los problemas planteados.
  • Portafolios como una herramienta muy útil para mostrar los avances que hayan tenido en una actividad especial; en éstos, cada estudiante o  grupo,  muestra  y  comenta  los  productos  académicos  obtenidos en cada fase.
  • Galería de  diseños tal  como  una  exposición  gráfica,  los  estudiantes  someten  a  la  valoración  crítica  sus  producciones  personales  o  grupales  y  atienden  los  comentarios  justificando  sus  técnicas o aceptando sugerencias.

Las  redes  favorecen  la  publicación  de  información,  el  aprendizaje  autónomo,  el  trabajo en equipo, la comunicación, la realimentación, el acceso a otras redes afines y el contacto con otros  expertos,  entre  otros  elementos.  Todo  ello,  tanto  entre  estudiantes  en  general,  como  entre  el  binomio  estudiante  y  profesor;  lo  cual  facilita  el  aprendizaje  constructivista  y  el  aprendizaje colaborativo (Gómez, 2012).

Ahora bien, el  seguimiento  del  proceso  es  un  elemento  clave  que  debe  considerarse  en  la  evaluación  formativa,  la  coevaluación,  la  autoevaluación y la retroalimentación efectiva, partiendo del análisis de  las  interacciones,  la  producción  individual  y  grupal  desde  la  perspectiva del aporte, la forma como  se  logran  resolver  los  problemas  que  se  le  presentan  en  el  proceso y la comunicación.

Sin  duda  alguna,  las  redes  sociales  pueden  convertirse  en un  aliado  para  desarrollar  actividades  didácticas,  siempre  que  se  tenga una planificación didáctica claramente definida, una estrategia para la toma de decisiones en cuanto a la conformación de grupos, correspondiente  al  tipo  de  aprendizaje  que  se  desea  promover, un  proyecto  educativo  que  involucre  activamente  a  los  miembros  de  la  red  y  un  seguimiento  del  proceso  basado  en  la  valoración  formativa,  coevaluación,  la  autoevaluación  y  la  retroalimentación efectiva.

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

GÓMEZ,  M. (2012).  El  uso  académico  de  las  redes  sociales en universitarios. Comunicar, No. 38, Vol. XIX, 2012, [En línea] Revista Científica  de  Educomunicación. ISSN: 1134-3478. Pp.  131-138. Disponible en:  http://www.revistacomunicar.com/index.php?contenido=detalles&numero=38&articulo=38-2012-16

HERRERA, E. (2007). Redes sociales en Internet. [Documento en línea]. Disponible:    http://www.n-economia.com/notas_alerta/pdf/ALERTA_NE_15-2007.PDF [Consulta: 2016, diciembre 14].

ORIHUELA, J. (2008). Internet: la hora de las redes sociales. [Documento en  línea].Disponible: http://mccd.udc.es/orihuela/documentos/nueva_revista_08.pdf [Consulta: 2016, diciembre 14].

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: